Yoga , autismo y nervio vago


Los trastornos del espectro autista (TEA) son un grupo de afecciones caracterizadas por algún grado de alteración del comportamiento social, la comunicación y el lenguaje, y por una serie de conductas  estereotipadas y repetitivas.

Los TEA aparecen en la infancia y tienden a persistir hasta la adolescencia y la edad adulta. En la mayoría de los casos se manifiestan en los primeros 5 años de vida. Los afectados presentan a menudo afecciones, como epilepsia, depresión, ansiedad y trastorno de déficit de atención e hiperactividad. El nivel intelectual varía mucho de un caso a otro, y va desde un deterioro profundo hasta casos con aptitudes cognitivas altas

Se calcula que uno de cada 160 niños tiene un TEA. Esta estimación representa una cifra media, pues la prevalencia observada varía considerablemente entre los distintos estudios. No obstante, en algunos estudios bien controlados se han registrado cifras notablemente mayores. La prevalencia de TEA en muchos países de ingresos bajos y medios es hasta ahora desconocida. Según los estudios epidemiológicos realizados en los últimos 50 años, la prevalencia mundial de estos trastornos parece estar aumentando. Hay muchas explicaciones posibles para este aparente incremento, entre ellas una mayor concienciación, la ampliación de los criterios diagnósticos, mejores herramientas diagnósticas y mejor comunicación. Sin embargo sus orígenes siguen siendo desconocidos , con lo cual es necesario buscar nuevos tratamientos y que tengan una mayor eficacia.⁣

Una de las técnicas que actualmente se están empleando es la estimulación transcutánea del nervio vago en el oído. El nervio vago consiste en una red compleja que regula el estado de ánimo, el dolor y la memoria del eje neuro-endocrino-inmune. Sirve como un centro de control que integra información interoceptiva y responde con retroalimentaciones moduladoras adaptativas apropiadas La estimulación del nervio vago  se ha utilizado durante más de 20 años como tratamiento no farmacológico para la depresión y la epilepsia y requiere la implantación quirúrgica de un electrodo bipolar y un generador de pulso debajo de la piel. Las señales eléctricas intermitentes enviadas desde el generador a baja frecuencia estimulan el nervio vago cervical y lo llevan a diferentes regiones del cerebro. Después de verificar la eficacia y la seguridad la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU lo  aprobó como terapia en los casos en los que la epilepsia no respondía a la medicación, a pesar de sus grandes ventajas presenta algunos efecto secundarios, sin embargo sus ventajas son muchísimo mayores que las desventajas.

Los motivos para usarlos en pacientes con TEA se puede resumir en cuatro puntos:

1-Las habilidades de comunicación socioemocional deterioradas y el comportamiento repetitivo son dos síntomas principales que se manifiestan desde la primera infancia hasta la edad adulta. El nervio vago es un componente clave en la regulación del sistema nervioso autónomo, la función socioemocional y el comportamiento adaptativo.

2- Los estudios han sugerido que las conexiones que funcionan de manera anormal dentro y entre las cortezas frontal, temporal y parietal, y la estructura subcortical (tálamo, amígdala e hipocampo) están involucradas en la disfunción social y el comportamiento repetitivo . La estimulación vagal puede modular las funciones cortical y subcortical (particularmente la amígdala y el tálamo), lo que a su vez puede regular la función cerebral alterada de los TEA

3- La función inmune alterada se observa con frecuencia en individuos con TEA. Los estudios sugieren que la estimulación del nervio vago podría disminuir la liberación de citocinas inflamatorias

4- Además, los estudios sugieren que la patogénesis del TEA, la epilepsia y la depresión pueden superponerse  y  la estimulación del nervio vago  podría tener un efecto de tratamiento común para estos trastornos.


Ya hemos visto que este tratamiento a priori puede resultar impactante , incluso es poco conocido , pero nosotros tenemos una manera de estimular el nervio vago y ayudar en esos primeros pasos de tratamiento y es mediante una práctica de Yoga,en la que ya diversos estudios ya han demostrado como se mejora la calidad de vida de los pacientes con TEA, como se cuenta en el siguiente artículo:

El trabajo se realizó durante 8 semanas con 24 niños con edades comprendidas entre los 3 y 16 años y fue multidiscilplinar, no sólo se emplearon técnicas de yoga, sino también danza y musicoterapia, demostrándose su eficacia principalmente en niños en edad de latencia (4-12 años). Los resultados de este estudio piloto sugieren un impacto positivo sobre los síntomas conductuales y cognitivos en niños con autismo.

ES cierto que se necesitan más estudios con un mayor número de sujetos, herramientas de evaluación adicionales y un análisis más sistemático de los factores que contribuyen a la variabilidad individual en la respuesta al tratamiento.

El TEA es un trastorno muy  complejo, con causas en su mayoría desconocidas, además si situación no sólo está determinada por su condición biológica, carencia o particularidad, sino también en el modo en el que la sociedad da respuestas a sus necesidades como colectivo.

Un TEA no tiene que ser un factor de exclusión social, ni privar a las personas de experimentar la vida y disfrutar de sus capacidades , sean cuales sean. Por eso una práctica de Yoga realizada de manera habitual es una gran manera de comenzar, ya que les supone estar en un ambiente controlado, con un grupo de personas de las que surgirán amistades y con todos los beneficios añadidos de todo lo que hemos vistos en el post.

Espero te haya sido de utilidad y cualquier duda, cuestión, déjame un comentario y te responderé encantada.

Zoraida

 Wakefield’s affair: 12 years of uncertainty whereas no link between autism and MMR vaccine has been proved. Maisonneuve H, Floret D. Presse Med. 2012 Sep; French (https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22748860).

Lancet retracts Wakefield’s MMR paper. Dyer C. BMJ 2010;340:c696. 2 February 2010

Jin Yu, Kong Jian;Transcutaneous Vagus Nerve Stimulation: A Promising Method for Treatment of Autism Spectrum Disorders ;Frontiers in Neuroscience 10, pages 609,year 2017     

Rosenblatt LE, Gorantla S, Torres JA, et al. Relaxation response-based yoga improves functioning in young children with autism: a pilot study. J Altern Complement Med. 2011;17(11):1029-1035. doi:10.1089/acm.2010.0834

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
Abrir chat
Namasté
¿en que puedo ayudarte?