Sobre mi

¡¡Hola!! Me llamo Zoraida y mi aventura con el Yoga comenzó en 2012.

Por aquel entonces me dedicaba a la investigación y en concreto dedicaba mis horas al campo de la inmunología veterinaria.

Recuerdo mi primera clase de Yoga como si fuera ayer, fue en un centro cultural en mi barrio, los miércoles iba a pintura y siempre me quejaba de que me dolía la espalda, porque la poyata del laboratorio no está hecha para gente alta y menos para estar un mínimo de 10 horas sentada. Mi profe me dijo que los jueves había clases de Yoga ,y que podía probar a ver como me sentaba.

Mi primera reacción fue un poco incrédula, pero pensé,¿ qué puedo perder? Y una semana después estaba en mi primera clase de lo que iba a cambiar mi vida. Siempre le estaré agradecida a mi profesora por su forma de ser y por la forma de impartir las clases (empecé con Iyengar, pero creo que para una científica cuadriculada como yo, no hay un mejor estilo para comenzar).

Pasaron los meses y mi espalda dejó de doler, y mi mente que siempre estaba funcionando encontró una quietud mental que tanto necesitaba.

El tiempo pasaba y  mi pasión creció , me hice profesora, comencé a dar alguna clase de manera puntual. y aquí estoy 6 años después sin haber parado de enseñar y formarme.

Sin pretenderlo el Yoga se ha convertido en mi profesión, nunca he dejado mi lado científico, siempre he unido ambos mundos y aquí estoy para enseñar  a aquellas personas que quieran que el Yoga forme parte de su vida y que les ayude tanto como lo hizo conmigo

Ir arriba
Abrir chat
Namasté
¿en que puedo ayudarte?